CAPITULO III - LA CARAVANA SANGRIENTA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

CAPITULO III - LA CARAVANA SANGRIENTA

Mensaje por Mago Amarillo el Sáb Mar 12, 2016 5:54 pm

Cuando los aventureros terminaron de realizar sus compras y salir al bosque, un sentimiento amargo dentro del corazón del caballero oscuro nació al ver lo que siempre sucedía en toda Gradia, una pequeña enana esclava de un noble Bardo, al saber eso sin decir nada, emprendió su viaje en busca del abaromatra junto con Navy. Los aventureros no se percataron de esto y emprendieron su viaje al bosque junto con Bellzamaroth y Margaret.
Dentro del bosque del Carnero, viajaban señor y señora Conejo, que a su vez coincidieron con un enano y un elfo oscuro, cuando apenas comenzaron a hablar el enano vio a lo lejos un grupo de personas y pudo distinguir una enana, al ver que eran numerosos saco su martillo y le señalo al conejo que tuviera precaución por si había problemas, el conejo acentuó con la cabeza; al acercarse más el grupo de personas el ninja se escabullo atrás de la carrosa del conejo; preparados para cualquier cosa, siguió avanzando el grupo, que sólo había podido percatar dos sombras a lo lejos y de un momento a otro sólo una y los conejos, al irse acercándose más el invocador grita con fuerza y tono intimidante para preguntar quiénes eran los que estaban en el camino, el enano volteó con el señor enano y le dijo que tuviera cuidado quedando en pacto para protección de su caravana, después de eso el elfo volvió a gritar aún más intimidante para que le respondieran, el enano y el elfo se hicieron de palabras a distancia, lo que un pequeño sujeto empezó a pelear contra el elfo (Un bardo temeroso de pelea quería tranquilizar las cosas) y en eso el elfo gritó “¡Que te calles!” a lo cual pareció que le gritaba a la pequeña enana y el enano se enfureció más, pidiendo a la enana que se acercara para brindarle protección, a lo cual la distancia entre los dos grupos ya era demasiado corta, y entonces el elfo ninja acompañante del enano se escabullo entre los árboles y quiso quitarle el arma a un mercenario del grupo del elfo para así competir solo con rango corto, pero tal fue el caso que apareció caminando como si nada y forcejeó por el arma frente a frente sin poder tenerla, y la fuerza del mercenario lo arrumbo contra el piso teniendo la pistola ahora en la cabeza, las cosas estaban ya muy tensas, Bellzamaroth no descartaba la primer batalla de la expedición y tampoco los conejos, pero da la casualidad que un mensaje de un bardo apaciguase las cosas haciéndonos charlar sobre los malentendidos que se habían dado a las distancias, los conejos y Bellzamaroth dejaron de sudar frío y antes que la lluvia terminara pusieron su caravana para vender a los nuevos compradores.

Los tratos se hicieron, un collar de tan grato recuerdo fue destruido y el cuento de historias se hicieron llevar hasta que todos entraron en un énfasis de confianza (Excepto por el ninja que por alguna extraña razón no se sentía a gusto con los humanos), quedaron en trato de regresar hacia el pueblo y descansar para salir a primera hora de viaje y así fue como sucedió.

En la mañana siguiente antes del alba el grupo ahora más numeroso se dirigió al bosque, entrando con la primera luz del sol hacia el gran destino que se había preparado para este día, caminaron hasta llegar a un puente escogiendo la posición para pasar el puente, llegando a visualizar a dos entres del otro lado, una pequeña hada y un gran orco, los cuales son los guardianes de aquel bosque al toparse con ellos el enano y su “hija” pasaron por que la tierra antes era de los enanos, después Bellzamaroth habló con los guardianes para dejarlos pasar, el gran orco dejó pasar a todos, menos a el mercenario.

Ahora los aventureros dentro del bosque del carnero avanzaron encontrando enemigos desconocidos, un grupo de animales que atacaron sin predecir a este grupo, todos pegándole al enano quien a su vez lleno de furia le dio un golpe a la araña, la batalla avanzó y el ninja queriendo demostrar sus habilidades de asesino, se puso enfrente del gran oso el cuál ciego de furia a punto de golpear al ninja el bardo como todo un gran noble corrió tropezándose con una roca para así empujar al ninja y recibir el golpe crítico del oso dando su vida por un elfo negro, cayendo en el suelo con el pecho desgarrado y soltando sangre al terrible oso, azotó el bardo, eso llenó de ira a los aventureros, el mercenario de un golpe acabo con un adversario, el invocador acabo con otro y el oso con más sed de sangre se disponía a terminar con la vida del ninja con otro gran golpe, al percatarse el enano de eso se movió hacia el oso y con toda su fuerza le aventó al oso su martillo desprendiéndole la cabeza y dejando caer su cuerpo, dando así un 4 a 1 matando al último monstruo.

Ese día no empezó bien, no hay cantos de regocijo o de victoria, sólo tristeza por el heroico sacrificio de un gran amigo; el invocador pidió al ninja que le prestara su daga para sacar la piel del oso y una garra, pero al momento de que abrió el estómago surgió una luz intensamente roja dentro del mismo, y al abrirlo, se veía un Fénix, esa ave legendaria que con sólo una pluma de su cola podía dar vida a los muertos. El invocador le brindó un poco de primeros auxilios y la postro sobre el suelo, quedando inconsciente la misma.

¿Será el fin de la historia del Bardo? ¿Habrá una posibilidad de que se salve? ¿Harán un festín con sus órganos? Sólo el tiempo lo dirá.
avatar
Mago Amarillo
Admin

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 28/02/2016
Edad : 33
Localización : Gradia

Ver perfil de usuario http://secretoabaromatra.foroactivo.mx

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.